Cuadiernu (blog)‎ > ‎

Ruta cultural (9/2/14): Andrúas

publicado a la‎(s)‎ 13 feb. 2014 2:18 por La Ponte   [ actualizado el 13 feb. 2014 2:21 ]
En esta nueva entrada del blog "Cuadiernu" nuestro socio y colaborador, Carlos Lozano, nos describe la ruta que La Ponte-Ecomuséu organizó el pasado día 9 de febrero. Esta ruta forma parte de los itinerarios del Ecomuséu, que podéis ver pinchando aquí.


Andrúas

La ruta comienza en el área recreativa de Las Xanas (230m) pequeño núcleo rural distante apenas 1 km de Villanueva, capital de Santo Adriano. Una vez reunido todo el grupo en el parking del área subimos unos 300m por la carretera de Tenebreo -As-360- hasta el cartel que nos indica el comienzo de la ruta de Las Xanas, primera etapa de nuestro itinerario.


Un pedrero en ligera pendiente nos permite alcanzar la altura necesaria para disfrutar de las vistas del pueblo de Villanueva y su vega.


El camino es un falso llano en ascensión ganando altura. La Cerezal es el primer túnel con el que nos topamos dando paso a la zona más sedimentaria con un importante valor geológico por sus canchales y roquedos de caliza  que formando pliegues verticales dan alternancia a la caliza blanca (Candamo) y rosada (Griotte).


Poco a poco dibujamos la ladera del monte sobre el Viescas (tradicionalmente denominado regueiru Las Xanas) llegando a la zona más artificial, escarpada y bonita. El túnel de La Virgen, nos cambia la ruta, entramos en Valle Grande entre avellanos, fresnos, tilos y castaños mientras descendemos hacia el reguero. Como referencia dejaremos por nuestra izquierda la entrada de una mina de montaña llegando hasta un puente de madera que una vez superado, el camino, nos lleva hasta un molino destartalado, pocos metros más adelante el camino se bifurca en dos tomando el de la derecha, el cual se distingue por sus escalones de traviesas.


Comienza una dura ascensión hasta llegar a otro cruce señalizado donde volveremos a tomar el sendero de la derecha en fuerte subida, por la izquierda nos acompaña el reguero de la Boya hasta nuestra primera meta: La Rebollada (660m). Caleyando por la población vemos la ermita de Santa Bárbara escondida entre las casas, así como la fuente con el lavadero, su bebedero y un potro para ferrar. Al final del pueblo tomamos un caleyon  empedrado que nos sale por nuestra derecha entre avellanos y nos lleva hasta una portilla que atravesamos para en unos 600m llegar  al Collau de la Canal Seca (884m).


A nuestras espaldas La Mostayal vigila Pedroveya en una hermosa panorámica. Nuestro objetivo está a la izquierda marcado por el pico Las Airuas, una leve ascensión para desembocar  en el puerto de Andruas (951m) de nomina quirosana pero derechos para el ganado y vecinos de Villanueva de Santo Adriano. Se conservan las charcas para beber las ganaderías, dos cabañas escombradas y la joya de la arquitectura popular: la cabaña de Villanueva, en el lugar que a veces se denomina Buxana.


Es, un corro comunal propiedad de los pastores de Villanueva con techo en forma de falsa cúpula de lajas por aproximación de hiladas y cubierta de "tapín" vegetal. Su singularidad radica en que a diferencia de otros corros que son circulares este es cuadrado y su cantería está muy trabajada para este tipo de edificación.


Aprovechamos para comer refugiándonos dentro, mientras otros ascendían al pico Las Airuas o Cotachai (1019m), donde las vistas de Proaza, la Canal Seca, Rebollada, Pedoveya y Andruas son esplendidas. Volvemos sobre nuestros pasos para cruzar trasversamente el Collau la Canal Seca subiendo el último repecho hasta el picu Portiellu (945m) donde entre muros una portilla de metal hace de frontera de los concejos de Quiros y Proaza.


Bordeamos la sierra de Serandi entre murias para en pocos minutos llegar hasta Peña Blanca (812m) donde las vistas de Forcada, Villamejin, San Martin y Proaza no tienen desperdicio.


Nuestra dirección es noroeste alcanzando rápidamente la Guariza de Serandi, el camino hace un giro brusco a la izquierda a la altura de una cabaña, es donde nos desviaremos de nuestra ruta para cruzar una portilla y entrar en una finca conocida como de Don Fernando. Una vez recorrido 200m nos encontramos en la atalaya de la Encina donde disfrutamos de las vistas de la ruta de Las Xanas y Peña Rey desde el otro lado del arroyo Viescas.


Volvemos sobre nuestros pasos para continuar  el descenso ya en la majada de Curueño donde destacan las cabañas con sus varas de hierba. Una pista hormigonada nos introduce en Serandi (440m) hermoso pueblo que aún conserva buena parte de su patrimonio arquitectónico tradicional destacando sus numerosos hórreos alguno de los cuales conserva  arcos abocinados junto con liños y colondras decorados con pinturas al estilo Villaviciosa datados del siglo XVI.



La urbe, al ser escalonada, debemos atravesar la para tomar un sendero en su parte inferior entre huertas y avellanos. Dicho camino discurre sin pérdida paralelo al reguero  de Picaros que según se cree fueron los moros quienes pusieron este nombre pues eran atacados siempre que se internaban por los astures.


Llegamos al cercado de las osas en el monte Fernanchín, es la conocida Senda del Oso que tomaremos a la derecha para alcanzar nuestra meta, Las Xanas. Como referencia dejaremos a nuestra izquierda el nuevo cercado de los osos y el área recreativa de Buyera. Sin salir de la senda pasado 1 km  atravesamos el puente de  hierro con la iglesia románica de San Romano a su izquierda  introduciéndonos en Villanueva. A pocos metros nos espera el local del Ecomuseo La Ponte donde nos detenemos para comentar las experiencias de la jornada y tomar un refresco.


La etapa final es atravesar el puente medieval y  el resto de la población  para llegar a Las Xanas donde nos separamos.